10 años aportando a la sostenibilidad

10 años aportando a la sostenibilidad

La mayoría de niños de 10 años para su cumpleaños quieren queque, globos y muchos regalos. Aunque una parte de nosotros también desea eso, lo que realmente queremos es algo más difícil de empacar: construir medios de vida sostenibles para los pequeños agricultores latinoamericanos.

Encontrar soluciones viables para aquellos que cultivan el 70% de los alimentos del mundo no es cosa fácil, pero nos gusta el desafío. Para celebrar nuestros diez años, hemos estado reflexionando de dónde venimos y hacia dónde vamos.

DE DÓNDE VENIMOS 

Hace diez años, cuando CIMS inició, la situación de los pequeños agricultores ya era aguda. Víctimas de precios volátiles y sujetos a los intereses de los compradores y las cadenas de valor internacionales, parecían destinados a permanecer en un círculo vicioso de pobreza. Diez años más tarde, se podría argumentar que la situación no ha cambiado mucho. De hecho, con la creciente amenaza del cambio climático, la imagen se ve aún más sombría para los agricultores; una detalle más sobre el que ellos tienen poco o ningún control. Además ahora tienen que lidiar con auditores, ingenieros agrónomos y certificadores que tratan de hacerlos "más sostenibles".

"Cuando uno habla con los agricultores, como una productora de piña que conocimos el año pasado, se entiende la realidad de la situación. Sus frustraciones, desesperación y se puede ver lo que la agricultura sostenible realmente significa para ellos”. Dice Liza Lort-Phillips ejecutiva de CIMS. "Interminables auditorías, trámites, gastos, altos costos de agroquímicos, mano de obra, etileno para maduración temprana, en fin todo para que el producto llegue a tiempo a los supermercados.. "En otras palabras, ya cuesta mucho trabajo lograr ser sostenibles económicamente, y mucho menos abarcar el resto"

Nosotros consideramos importante el decir las cosas tales y como son. Pero no todo son malas noticias. También vemos algunos brotes verdes, y creemos que estos son dignos de fomentar.

Hace diez años empezamos proporcionando información sobre el mercado a los pequeños productores con el fin de que se conectaran con los mercados externos. Pero nos dimos cuenta que el poder se encuentra en la parte superior de la cadena de valor, y tuvimos que repensar el enfoque. Esto con el fin de influir un cambio de comportamiento a un nivel más alto, tuvimos que adaptarnos a esa realidad.

"Al principio pensamos que la mejor manera de ayudar a los agricultores era construir relaciones con las pequeñas y medianas empresas", dice Lawrence Pratt, fundador del CIMS y profesor de INCAE, "pero nos hemos dado cuenta que se puede tener un mayor impacto si se trabaja con algunas de las compañías más grandes del mundo con el objetivo de modificar sus enfoques. Justo en ese momento algunas de las multinacionales empezaron a hablar más abiertamente sobre sus agricultores y cadenas de valor, por lo que pensamos en trabajar con ellos a ver si están hablando enserio".

LO QUE HEMOS APRENDIDO

Una de las primeras empresas con la que CIMS trabajó fue la marca global Nespresso. Nespresso ya sabía que su estrategia depende del abastecimiento de café de muy alta calidad por parte de pequeños agricultores. El desafío consistía en cómo asegurar que los agricultores vieran el cultivo de café como una opción viable a largo plazo para ellos y sus familias. CIMS realizó una investigación sobre los ingresos reales de los productores que ayudó a comprender y priorizar su enfoque.

"Uno de los conceptos clave que tratamos de transmitir es que el precio no es el ingreso, y eso es difícil de entender para muchas personas. El pagar un sobreprecio no garantiza que el agricultor tenga mejores ingresos netos, comenta el Director de Investigación Bernard Killian. "Hay muchos otros factores que incluyen como: productividad, manejo de finca, e inversión."

Después del continuo trabajo con CIMS, Nespresso introdujo el concepto del Real Farmer Income™ (RFI) o ingreso real del productor ™. Las ideas que CIMS compartió con Nespresso ha generado un cambio de paradigma en cómo veían su cadena de valor. Se empezaron a centrar en el ingreso neto de los agricultores, teniendo una mayor visibilidad de la cadena, más allá que la de los compradores y exportadores, abordando las causas en lugar de los síntomas.

"El apoyo CIMS en los diferentes puntos de vista a través de los años nos ha ayudado enormemente, sobre todo para entender lo que realmente está sucediendo en nuestras fincas de café", dice Jerôme Pérez, jefe de Ecolaboration de Nestlé Nespresso. "Fue su enfoque en la economía de las fincas, en particular, lo que llevó a la conceptualización del Real Farmer Income ™, la visión fue pionera, y sigue siendo el núcleo de la agricultura sostenible."

Pero no todo es sobre grandes empresas. CIMS también ha trabajado en estrecha colaboración con ONGs, bancos de desarrollo, certificadores como Rainforest Alliance y el sector público para desarrollar y extender el beneficio de este aprendizaje a otros sectores y pequeños productores.

Estamos ubicados en Costa Rica, uno de los países más biodiversos del mundo y un actor importante en varias cadenas de valor de productos agrícolas tropicales, significa que CIMS está profundamente arraigado en su entorno y consciente de la realidad que enfrentan los pequeños productores. Este tipo de conocimiento lo hemos podido compartir con Walmart, cuando adquirió una cadena de supermercados de América Central, y los asesoramos en cómo trabajar con pequeños agricultores de todo el mundo.

" Walmart compró en Costa Rica una compañía famosa por su atención a sus colaboradores y proveedores. Esta empresa se abastecía directamente de los productores durante quince años, ya que era la única forma de funcionar eficientemente", dice Lawrence Pratt. CIMS ya tenía una relación con la ex empresa de supermercados y fue capaz de ayudar a Walmart a entender y codificar su programa de aprovechamiento directo en la región. "Salimos de gira con el personal encargado de las compras de Walmart y visitamos productores de culantro, apio, papayas, cebollas y otros productos, con el fin de entender a detalle el proceso", dice el gerente de investigación de CIMS”, Lloyd Rivera," Al final hemos sido capaces de encontrar la manera de que la cadena de valor funcioné en la práctica. Ese modelo ha proporcionado un marco para Walmart en países tan lejanos como India y China ".

ENFOCADO EN PRODUCTORES, DIRIGIDO POR EMPRESAS

Nuestra misión de apoyar a los pequeños agricultores mediante la colaboración con grandes corporaciones presenta algunas contradicciones. Aquí en CIMS reconocemos la problemática y mantenemos nuestro enfoque tratando de compartir de manera equitativa con toda la cadena de valor.

"Creemos que si se quiere influir en las grandes empresas de alimentos, ésta es la manera de hacerlo", dice Lawrence. "Si una empresa del tamaño de Walmart decide hacer algo, entonces se convierte en una práctica habitual, lo que a gran escala puede lograr una diferencia extraordinaria."

“Sin embargo, vemos que una empresa no está tomando nuestro mensaje en serio, y nuestros valores están en peligro, nos reservamos el derecho de interrumpir la relación", comenta Liza.

No creemos que sea una coincidencia que la mayoría del equipo provenga de familias de agricultores. Emilie Dardaine, nuestra Gerente de Operaciones es la hija de un granjero. Bernard Kilian, nuestro director de la investigación, se remonta a Alemania todos los veranos para ayudar con la cosecha. La directora ejecutiva de CIMS, Liza Lort-Philips también creció en una granja.

"He pasado 10 años trabajando con empresas globales en sus salas de juntas, asesorando en materia de sostenibilidad, pero en el invernadero corporativo es imposible saber lo que realmente está pasando afuera, en la finca", comenta Liza. El hecho de provenir de una finca significa entender mejor lo difícil que puede ser ganarse la vida. Estas personas están alimentando a la mitad del mundo, y sin embargo muchos de ellos viven por debajo del umbral de la pobreza. Así que aquí en CIMS tenemos que hablar dos idiomas - él de los agricultores y el de los negocios ".

Emilie Dardaine se unió CIMS este año después de trabajar con cooperativas y la certificación Fairtrade. Para ella, la combinación de conocimientos agrícolas, la investigación científica, el rigor académico y el conocimiento del negocio es lo que destaca a CIMS.

"Hacemos las cosas en serio aquí. Una gran cantidad de trabajo de las ONG es anecdótica y cualitativa, pero nuestra investigación está basada en pruebas y es supervisada por profesores de alto nivel. No creemos en nada hasta tener la evidencia y creo que es por eso que nuestro trabajo y soluciones tienen mucha credibilidad ".

LOS AÑOS VENIDEROS

Al soplar las velas de cumpleaños en nuestros primeros diez años, pedimos varios deseos:

  • “Que para el momento en que cumplamos 20 años, ya no dependamos de los esfuerzos voluntarios de las empresas y en reclamos públicos, para demostrar lo sostenibles que son, para este momento ya deberían ser exigidos por ley - de la misma manera, que están obligados a reportar sus ganancias – con el fin de que respalden tales afirmaciones sobre sus impactos con evidencia real” comenta Liza. Añade Bernard .. "Necesitamos un debate más honesto, y una mayor disposición a admitir que las cosas no están funcionando. Porque si de verdad se quiere ser sostenible, se tiene que estar dispuesto a cambiar la cadena de valor ".
  • Que los agricultores de escasos recursos tengan una mayor participación en la cadena de valor y un mayor control sobre su destino. En la actualidad, los agricultores de café promedio reciben alrededor de 2% del valor final de venta de su producto. Ejemplos como en Thrive Farmers, una empresa que invierte en fincas de café en América Central, está compartiendo hasta 50% del valor final de venta con los agricultores. Estos nuevos modelos nos dan esperanza. Thrive Farmers hacen lo que dicen en el empaque: Prosperar. Eliminar los intermediarios, integrar la cadena de valor verticalmente, estos agricultores están haciendo hasta cuatro veces más dinero que un productor de café de comercio justo y además tienen contacto directo con sus consumidores finales.

Estamos mirando hacia adelante nuestros años venideros. Tenemos la intención de continuar creciendo aunque algunas veces pueda ser incómodo y tengamos que hacer preguntas difíciles. Pero también tenemos la intención de traer nuevas energías e ideas para este rincón siempre crítico de la agenda de la sostenibilidad.